martes, 4 de octubre de 2011

Tema del Otoño


El primer tema que voy a trabajar con mis alumnos para el proyecto "Todo en la palabra" será el del OTOÑO, ya que inauguramos a la vez proyecto y estación.
Las estaciones del año han sido desde siempre motivo artístico, ya que no sólo simbolizan las edades del hombre sino que, además, son nuestras inevitables compañeras de viaje a lo largo de nuestras vidas. Así, muchas veces, son sólo el marco donde se desenvuelven otros temas artísticos, pero otras tantas, se convierten en el tema principal.
Las estaciones más amadas por el artista han sido siempre aquellas que están en movimiento: Primavera y Otoño. Simbolizan respectivamente el nacimiento y el envejecimiento de la naturaleza, el esplendor y el ocaso, la euforia y la melancolía. Son estaciones que se mueven hacia las estaciones principales y opuestas: el frío invierno y el tórrido verano.
El otoño es la estación de la melancolía, del declive del ser humano. Es tiempo de recogida y de sosiego, de trabajo y rutina, pero posee una belleza sosegada y evocadora capaz de despertar la añoranza y el recuerdo como ninguna otra estación.
Por eso la he escogido. Empieza un nuevo curso y ahora es cuando las almas están otoñales, preparadas para cantar a la caída de la hoja.
Los alumnos ya se han embarcado en la búsqueda, recitado y creación de poemas. Muy pronto podréis ver el espléndido trabajo que están haciendo, lleno de vida y entusiasmo.
Por último, para cerrar esta entrada, me he permitido la libertad de crear un poemilla otoñal porque no quiero ser sólo espectadora de este proyecto, sino también, participar en él. Creo que es importante que transmitamos nuestro amor a la lírica a los alumnos porque lo que se enseña con pasión, se aprende con ganas.

POEMA DE OTOÑO
Se secaba mi árbol, se secaba
cesó la llama ardiente en mi interior
se me clavó la esquirla del dolor
mientras mi corazón se deshojaba.
El viento de tu ausencia, loco aullaba
agonizaba el sueño del amor
cualquier tiempo pasado no es mejor
ya que pronto o después, también se acaba.
Llegó el otoño mudo y penetrante
clavándome una pica sin piedad
tu eternidad duró sólo un instante
tu instante, me duró la eternidad.
Regresa hoy la estación sin tu semblante
vistiendo de dorado mi ciudad.
                                      Bego R.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Anímate a escribir lo que piensas