lunes, 28 de marzo de 2011

Microcuentos

Dentro de los cuentos literarios o de autor prolifera actualmente una modalidad llamada "microcuento" o "microrrelato" y que consiste en contar una historia con el menor número de palabras posible. Hay microcuentos tan cortos, que sólo tienen una sola línea, como el famoso: "Cuando se despertó, el dinosaurio todavía estaba allí" de Augusto Monterroso.
Podríamos pensar que un tipo de narración tan breve no nos puede contar una historia completa de manera tan grandiosa como un relato normal, pero hay ciertos microcuentos geniales que demuestran la grandeza que pueden encerrar las cosas pequeñas. Aquí os pongo un ejemplo que me gusta mucho:

Estoy en el jardín de un antiguo palacio que no sé de quién fue ni cuál es hoy su dueño. La tarde es húmeda, y otoñal el ocaso; en el blando suelo las hojas mueren adheridas al barro. No hace viento, no oigo ningún ruido entre los árboles que forman paseos en los que mudas estatuas, sobre pedestales de hiedra, alzan su desnudez.
Quisiera recorrer este extraño jardín, pero estoy quieto. Nadie lo visita, nadie hace crujir el puentecillo de madera sobre el constante arroyo. Nadie se apoya en las balaustradas del parterre ante la fila de bustos que la intemperie enmascaró con manchas verdinegras.
Estoy ante la gran fachada cubierta de ventanas que termina en altas chimeneas sobre el oscuro alero del tejado. Todo en ella muestra haber sufrido los ataques del tiempo pero estos rigores no dañaron a la única ventana que yo miro. Cada día, tras los cristales, aparece ella, su delicada silueta, y aparta la cortina de tul y largamente pasea su mirada por los senderos que se alejan hacia el río. Vestida de color violeta, siempre seria, eternamente bella, conserva su rostro juvenil, su gesto de candor, atenta a la llegada de alguien que ella espera. Inmóvil, tras el cristal, no habla, no muestra si acepta mi presencia, acaso no me ve. Resignada se dobla mi cabeza sobre el hombro mordido por las lluvias; desearía que sus dedos me rozasen antes de que su mano se haga transparencia. Desfallece mi cabeza enamorada; tras mis ojos vacíos atesoré palabras y palabras de amor dedicadas a ella. Acaso un día logren mover mis labios de durísima piedra.


Respecto al micocuento, debéis hacer dos actividades:
- La primera consiste en lo siguiente:
  • Entra en alguno de estos enlaces y selecciona cinco microcuentos: Cuentos cortosMicrocuentos,Microcuentos fantásticos.
  • Léelos con atención y después pégalos en un documento word y adorna cada uno con una imagen que tenga que ver con el contenido de la historia. Di después cuál te ha gustado más de los cinco y explica por qué.
  • Escribe tu propio microcuento. Puede ser sobre el tema que quieras, lo único que importa es que no sobrepase las cien palabras. Debes adornarlo con una imagen, Si lo deseas, puedes escribir más de uno. Recordad que este debe ser inventado y que no debéis, en ningún caso, copiarlo de Internet.
  • Cuando hayáis acabado, enviadme los dos trabajos al correo begoroldan@hotmail.com
  • Se colgarán aquí los mejores trabajos de primer tipo (haremos una antología) 
  • Con los mejores microcuentos, haré una presentación Power Point que podréis ver aquí publicada.
  • Espero que disfrutéis haciendo el trabajo.
¡Ánimo, os espero a todos! Debéis enviar este trabajo antes de las once y media de hoy.

7 comentarios:

  1. Hola profe (: Ya te he enviado el trabajo por correo espero que te guste y que disfrutes leyendo tanto el mio como el de los demas :)
    Un beso (K)

    ResponderEliminar
  2. Hola profe ya te he enviado le trabajo :)
    Esto mola mucho hacer y ademas sube nora
    BSS
    Sergio 1D

    ResponderEliminar
  3. Los trabajos que me habéis enviado son geniales. Muchas gracias por aplicaros tanto. Abrazos

    ResponderEliminar
  4. hola profe ya te he enviado el trabajo

    ResponderEliminar
  5. La hormiga
    Una pequeña hormiga se encontró una piedra que concedía deseos, esta le pidió que le permitiera comerse el mundo; desde entonces el universo esta dentro de una hormiga y ella se ha quedado sola.
    Pablo Delgado
    juanpadeca@gmail.com

    ResponderEliminar
  6. hola abia una vez una tortuga que fue comida por un una serpiente akella serpiente se kedo muy gorda ajajajajajajajajajajajaja

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Anímate a escribir lo que piensas