martes, 22 de marzo de 2011

This is the future


Hace años me negaba a cambiar mi bolígrafo Bic Naranja, que escribía fino, por las frías teclas del ordenador. Me costó también condenar al silencio a mis discos de vinilo en pro de aquellos enclenques CDS que se rayaban con un suspiro. Igualmente me dolió tener que ver cien veces las últimas tres películas que quedaban en formato VHS y, por supuesto, se me partió el corazón al ver cómo el último videoclub de mi localidad cerraba sus puertas para siempre. Es una hermosa idea romántica aferrarse al pasado igual que un náufrago a su tabla. Y así estaba yo, felizmente flotando en mi anticuario repleto de objetos preciosos ( e inútiles) hasta que un día llegó una ola llamada Internet que se lo llevó todo y lo arrastró. Fui una traidora, lo sé, pero tenía que montarme en esa cresta que abría ante mí miles de posibilidades: podía ver el Louvre sin ir a París, charlar con gente de cualquier parte del planeta sin moverme del sofá, descubrir cuál era el nombre de ese maldito actor que se me acababa de escapar de la cabeza...Sí, aquella ola era un devastador Tsunami, pero también, la mejor oportunidad para surfear. Y era muy divertido hacerlo. Y sólo se trataba de la web 1.0.
Hoy tengo mi casa plagada de cacharritos electrónicos: dos Ipod, tres ordenadores, dos discos duros multimedia (al final me vengué del CD y lo deseché), dos teléfonos móviles...e incluso ¡Un E-Book! ¡Yo, que lloraba con Farenheit 451 y con el Índex de Libros prohibidos con la "cremá" consiguiente incluida! ¿Y me arrepiento de ello? En absoluto. Mi vida es mucho más cómoda ahora y que cambiemos los formatos de la cultura, no hace ni mucho menos que esta desaparezca. Es más, con la Web 2.0. el conocimiento no sólo nos es más asequible, sino que, además, tenemos la posibilidad de formar parte de él aportando lo que sepamos sin necesidad de ser eruditos en la materia. Hoy, ese poeta desconocido, puede ser leído y valorado por personas que jamás hubiesen conocido su obra en otras circunstancias, hoy podemos encontrar otros perros verdes que nos hagan sentir menos raros; hoy podemos ser hechiceros luchando contra otros hechiceros tras los que se esconde una persona como nosotros, hoy podemos tener miles de vidas paralelas sin movernos de casa y, por supuesto, podemos hallar conocimientos, intereses y aficiones comunes con otras personas sin necesidad de revolver el pajar en busca de la aguja. Sólo con un Tag encontramos lo que buscamos. Y estamos menos solos. Y nos cuesta menos saber más.
Cierto es lo que dicen los compañeros de que en los centros educativos no tenemos los medios suficientes para desarrollar este tipo de actividades como quisiéramos, pero también lo es que cuando salió el primer vídeo VHS la gente pensaba que sería un fracaso porque casi todas las películas que se hacían eran para Beta. Todo llegará y creo que debemos estar preparados para ello. El alumnado que tenemos está completamente absorbido por las nuevas tecnologías y hemos de entender que la sobreinformación a la que están expuestos la mayor parte del tiempo ha contribuido notablemente a que pierdan interés por nuestras materias y, sobre todo, por los medios de enseñanza tradicionales. Yo hago el teatrillo todos los días y consigo entretenerlos e incluso divertirlos en la medida en que no les queda más remedio que aguantar seis clases al día sobre temas que no les interesan y porque, además, no tienen escapatoria. Pero no nos engañemos: ni la más eficaz oratoria, ni el chiste más gracioso, ni la anécdota más entrañable, ni la explicación más amena, tienen nada que hacer frente al poder que sobre ellos ejercen la nuevas tecnologías. Basta con encender el cañón para que todos se callen. Es algo hipnótico y puede que triste en alguna medida, pero hay que ser realistas y aprovechar cualquier oportunidad de usar las TIC con los alumnos para motivarlos y captar su atención. Si queremos que las nuevas generaciones sigan abiertas al aprendizaje, tenemos que tener en cuenta sus necesidades. Tenemos que "vender" nuestras materias y, no nos engañemos: los jóvenes compran móviles, no libros ¿Pero y si hubiera un libro en el móvil? Eso es Web 2.0. Conocimiento envuelto en un traje atractivo para el adolescente de hoy en día.
En conclusión: o formamos parte del engranaje de la máquina o seremos sustituidos por esta antes de lo que pensamos. Por eso creo que todos debemos formar parte de esta nueva ola y divertirnos surfeando en lo que Orwell o Bradbury llamarían "El Futuro".

12 comentarios:

  1. Muy interesante este artículo que me hace recordar aquello de "renovarse o morir".
    Es verdad que la Web y ahora la 2.0 está revolucionando la forma de acceder y utilizar la información y que los niños y jóvenes tienden a utilizar preferentemente los nuevos medios TIC para comunicarse entre ellos, lo que les hace sentir un cierto desapego y aburrimiento por los viejos métodos cuando van a la escuela.
    Sin embargo no podemos olvidar que lo importante en nuestra labor como "educantes" son los contenidos y no los medios que se utilizan para exponerlos (lease publicarlos).
    Y aquí van algunas preguntas: ¿Aprendemos (nuestos alumnos aprenden) más deprisa con las nuevas herramientas? ¿Aprenden mejor? ¿Hemos de renunciar del todo a las clásicas clases magistrales como si se tataran de viejos discos de vinilo?
    Felicidades por el artículo,
    Juan Luis R. (Grupo B)

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante este artículo que me hace recordar aquello de "renovarse o morir".
    Es verdad que los alumnos más jóvenes están cada día utilizando más las nuevas TIC muy especialmente para comunicarse entre ellos, y que por tanto se sienten más interesados en el aula cuando se utilizan estas tecnologías.
    Pero no hemos de olvidar como "enseñantes" la importancia de los contenidos frente a los medios utilizados para su exposición.
    Algunas preguntas para reflexionar: ¿Aprendemos (nuestros alumnos aprenden) más rápido con las nuevas TIC? ¿Aprenden mejor? ¿Debemos renunciar a las clases magistrales como si de viejos discos de vinilo se tratasen?
    Felicidades por el artículo,
    Juan Luis R. (Grupo B)

    ResponderEliminar
  3. Me parece muy interesante el articulo aunque yo cuando naciera las tecnologías estaban muy avanzadas.
    y si me parece que estamos muy obsesionado por la tecnología y que deberíamos preocuparnos de otras muchas cosas mas como estudiar.
    y ami me parece que es verdad que si enmascarasen las cosas que actualmente la gente denomina como aburrida podrían conseguir que se incrementara en nº de lectores de libro pues que yo sepas acutualmente la gente ya ni le y los niños leen porque es colegio les obligan.

    ResponderEliminar
  4. Buenas tardes, Juan Luis:
    Muchas gracias por tu comentario a mi entrada. Por supuesto que los contenidos son esenciales, estoy de acuerdo contigo y, en ningún caso, debemos dejar que su calidad decaiga en pro del uso de las nuevas tecnologías. Más bien, estas son una herramienta más para hacer llegar a los alumnos estos contenidos.
    Yo soy la primera que defiende la clase magistral porque, de hecho, me encanta mi trabajo, y también opino que el uso continuado de las nuevas tecnologías dejaría de "deslumbrar" al alumnado tarde o temprano. Es importante no abusar de estas, pero también considero esencial incluirlas en nuestro trabajo porque mediante la motivación los alumnos fijan mejor lo visto en clase. Son una "generación de la imagen" y creo que cualquier teoría acompañada de elementos multimedia, hace que los conocimientos se fijen mejor en sus mentes.
    Lo dicho, muchas gracias por tu aportación. Es muy interesante y las preguntas que planteas invitan a la reflexión. Un saludo :)

    ResponderEliminar
  5. Bueno, David, me parece interesante lo que comentas y que realmente seas tan consciente de el mundo que nos rodea. Me ha gustado el uso del verbo "enmascarar" porque, ciertamente, se trata de "disfrazar" las cosas para que tengan una apariencia más atractiva. Gracias por comentar

    ResponderEliminar
  6. holaa profee la verdad esk este artiiculo esta muy chulo tiene ffrases como de poesia una mezcla rara pero queda muy biien a mi porlomenos me gusta un beso :)

    ResponderEliminar
  7. De fer y Ganpol:bueno profee tu blog mola cachoo y espero que sigas asi aciendo cuentos y esos cuento tan divertido que cuentas en clasee :) esperoo que en segundo nos des tmbb un saludo de la clasee =D

    ResponderEliminar
  8. Gracias chicos por vuestro apoyo :)

    ResponderEliminar
  9. Hola Begoña,soy Tania y verdaderamente me parece un gran articulo, creo que tienes toda la razón sobre el tema. Es destacable que lo que ciertas personas hoy en día llaman “ el futuro” ya forma parte de nuestro presente, ese presente que de una manera cierta no existe puesto que es instantáneo o inapreciable por lo que para mi opinión muchas de las veces cuando al hablar de nuevas tecnologías no referimos a ellas como “el futuro” nos equivocamos ya que la mayoría de ellas ya forman parte del pasado y no tengo la menor duda que el verdadero futuro de las nuevas tecnologías sera aun mejor.
    Por otra parte estoy de acuerdo con la opinión sobre que las nuevas tecnologías han “revolucionado” de alguna forma el mundo del estudiante. Es cierto que muchas de las veces los días sentados en esas duras sillas se hacen interminables,agotadores y aburridos pero creo que no debemos ser egoístas con el futuro, sí nosotros tenemos esas nuevas tecnologías es porque alguien anterior a nosotros estuvo sentado en esas sillas pensando en crear un futuro del que nosotros ahora disfrutamos y por ello nosotros nos vemos en la obligación en mi opinión de hacer lo mismo.
    Y para acabar de comentar el articulo creo que debo de decir que tú si nos haces las clases amenas e intentas incluir las nuevas tecnologías en las clases en la medida que puedes debido a los medios de los que dispones.
    En conclusión es un gran articulo y aunque aveces de pena deshacerse de lo que siempre ha sido “nuestro” en ocasiones hay que hacerlo porque sino nosotros también formaremos parte del pasado convirtiéndonos en una “ antigualla”.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  10. Jo, Tania, tu comentario es tan bueno que le va a quitar protagonismo a mi artículo, jeje, Está muy bien redactado y argumentado. Un saludo :)

    ResponderEliminar
  11. Buenas reflexiones Summit, me ha gustado tu escrito.

    Yo nací con predisposición para la tecnología, siempre hambriento del siguiente avance técnico-científico, soy informático de vocación, muchas veces observo como la gente de mi alrededor es reacia al cambio, a adaptarse y beneficiarse de lo que ofrecen las nuevas tecnologías. Y no me refiero a nostalgia, la cual no es mala, y hasta alguien con mi perfil que sólo mira hacia el futuro sufre brotes nostálgicos por la tecnología pasada.

    Una de las labores que siempre he hecho apasionadamente y sin poder evitarlo, es informar, educar, a esas personas de mi entorno sobre los beneficios de las nuevas tecnologías, acelerando así su adopción. Ahora gracias al blog he ampliado el radio de acción.

    No me enrollo más que hasta mis comentarios son castigos. Se confirma que escogí buen nick y buen vestido para el blog ;)

    Tienes ya mi voto en Bitacoras, te deseo suerte, vas en buena posición. Aunque he contestado tu comentario en mi blog, gracias por tu voto, si te sobra hueco en la categoría de Tecnología además de Personales... te lo agradezco infinito +1

    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. Buenas:
    Perdona que te respondiera el otro día de forma tan precaria. Estaba en el móvil y no se me da muy bien alargarme desde allí...
    Me ha gustado mucho tu comentario,no es un castigo, sino un regalo y no te preocupes, ahora mismo voto tu blog en la categoría de Tecnología. Me alegra mucho que te haya gustado el artículo :)
    Saludos

    ResponderEliminar

Anímate a escribir lo que piensas